Caldas

0 152

GANADEROS DE NEIRA EXIGEN MÁS SEGURIDAD Y PRESENCIA POLICIAL EN ZONAS RURALES

El secretario de Gobierno del Departamento de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita, y el comandante de Policía Departamental, coronel Necton Lincoln Borja, lideraron un encuentro con los ganaderos de Neira para abordar temas de inseguridad que afectan primordialmente a las comunidades del área rural.

El jefe de este despacho afirmó que se trabajará articuladamente con la Policía metropolitana y Policía de Caldas para garantizar mayor presencia de uniformados en el área rural de Neira y añadió que son acciones preventivas para que las extorsiones, el hurto de ganado y otros aspectos que generaban inseguridad en el pasado no se repitan.

La secretaria de Gobierno del municipio de Neira, Diana María Galvis, , se refirió a la importancia de la denuncia ciudadana, “reiterar que necesitamos hacer un trabajo en conjunto con la comunidad porque sabemos que si los ciudadanos no aportan denunciando hechos delictivos es imposible hacer un trabajo aplicable a estas acciones. También debe existir una acción articulada con las administraciones municipales y con el Gobierno Departamental”.

Andres Jaramillo, presidente del Comité de ganaderos resaltó la importancia del encuentro, la voluntad de la Policía Departamental y el Gobierno de Caldas para trabajar conjuntamente en la prevención del delito.

Por su parte el comandante de Policía Departamental, Necton Lincoln Borja, se refirió a las conclusiones: “Seguir fortaleciendo la institucionalidad, se ha creado un cuadrante de seguridad rural que tendrá incidencia en esa zona concretamente, desde la estación de policía del 41 saldrán a hacer sus actividades. El fortalecimiento de la red de apoyo para propietarios y también para administradores, una presencia importante coordinada con los líderes de las comunidades de seguridad rural en donde los carabineros van a hacer presencia permanente y así mismo un fortalecimiento de la institución en términos de infraestructura”.

El dato

El 26 de septiembre se realizará un próximo encuentro para evaluar los avances de los compromisos adquiridos.

0 157

De los 200.000 millones de dólares que vale la industria mundial del café, los productores reciben menos del 10 por ciento.

El desequilibrio en los ingresos que reciben los diversos actores que participan en la cadena del café ha puesto a reflexionar al sector sobre la sostenibilidad de la industria.

Las cifras hablan por sí solas. El mundo del café genera cada año aproximadamente 200.000 millones de dólares y los productores del mundo solo tienen acceso a menos de un 10 por ciento  de esa cifra.

Este es uno de los temas que debaten en Medellín productores del grano, de varios países del mundo, reunidos con ocasión de los 90 años de la Federación Nacional de Cafeteros.

Puede leer: Federación Nacional de Cafeteros cumple noventa años

Los retos comunes a todos los países productores son inmensos. Entre ellos están el cambio climático, la escasez de la mano de obra, la volatilidad de los precios, la generación de empalme, la producción y la productividad.

En la antesala del Foro Mundial de productores, los cafeteros colombianos celebraron las nueve décadas de su gremio. La institucionalidad cafetera colombiana no solo ha liderado la actividad nacional, sino que también ha contribuido con su liderazgo al desarrollo cafetero mundial.

El presidente de la república, Juan Manuel Santos, destacó cómo en estos 90 años varios de los hitos han cambiado la historia del grano y de Colombia. Entre ellos la fundación de Cenicafé como centro de investigación en 1938, la creación del Fondo Nacional del Café en 1940 y de Almacafé, creada en los cincuenta para el apoyo logístico, de almacenamiento y de control de calidad e igualmente las cooperativas de caficultores fundadas a comienzo de los sesenta.

Le recomendamos: “Hay que replicar el modelo cafetero”

El jefe de Estado les dio además una buena noticia a los caficultores del país. Anunció que en los próximos días sancionará la Ley de Alivio Financiero que beneficia a quienes hoy son deudores de Finagro –a través del PRAN– y del Fonsa, y que no han podido pagar sus obligaciones.

Con esta ley se suspenderá el cobro de las deudas vencidas a 30.000 campesinos y productores agrícolas –entre ellos 18.000 cafeteros–, que podrán evitar el embargo y remate de sus tierras y acogerse a un periodo de gracia de dos años, para ponerse al día con sus obligaciones antes del 30 de junio de 2019.

Por otro lado, y como un reconocimiento a la transparencia y eficacia con que la institucionalidad cafetera ejecuta recursos de desarrollo social, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, les anunció  que los comités departamentales podrán seguir ejecutando recursos de la transferencia cafetera mediante convenios directos.

Esta era una petición que venían haciendo los cafeteros. En nombre del gremio, el presidente del Congreso Cafetero, Juan Francisco Suárez, saludó este anuncio como una excelente noticia. “Los comités podremos seguir realizando convenios directos con las entidades territoriales. Esto nos llena de beneplácito, porque la Federación, pionera de la asociación público-privada, podrá continuar siendo la entidad con la cual la Nación, las gobernaciones y las alcaldías se asocian para llevar el desarrollo y mejor calidad de vida en las zonas cafeteras”, dijo Suárez.

Cárdenas señaló que esto abre la posibilidad de que muchos de los recursos del posconflicto que ayudarán a reconstruir zonas cafeteras afectadas por la violencia se lleven a cabo por medio de la institucionalidad cafetera, que se ha caracterizado por una gran transparencia y eficacia en su ejecución. “Qué bueno que esas inversiones, la canalización de esos recursos, se haga a través de la institucionalidad cafetera”, dijo.

0 340

Hace 16 años que no pasaba una locomotora desde Santa Marta hasta el departamento de Caldas.

tren

Parece que el país tuviera en sus manos un libro de historia y, con mucha paciencia, de hoja en hoja, estuviera leyendo un cuento viejo que ya se sabe de memoria. Parece extraño que mientras en otros países existan trenes de alta velocidad, aquí hasta ahora se estén haciendo una pruebas para poner uno básico en marcha. Parece increíble, pero es cierto. Parece…

Y sí, es cierto. Después de 16 años, este viernes el tren de carga que salió desde Santa Marta, llegó con éxito a La Dorada, en Caldas. Se trata de una prueba hecha sobre el corredor Férreo Central a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura y que busca que este medio de transporte cruce los departamentos de Magdalena, Cesar, Santander, Antioquia y Caldas tras moverse sobre 767 kilómetros de carrilera.

“Este tren cumplió su objetivo de probar las condiciones de la línea férrea para una futura operación de carga o pasajeros, especialmente en el tramo Chiriguaná – La Dorada, donde el Gobierno Nacional a través de la ANI invirtió en su recuperación, y por donde además, hace más de 16 años no pasaba un tren cargado”, apuntó Luis Fernando Andrade. }

El tren tardó cuatro días en cumplir el recorrido y tuvo entre sus columnas vertebrales el trabajo de la Sociedad Portuaria de Santa Marta, el Concesionario Fenoco, la Unión Temporal Ferroviaria Central, la empresa OPL Carga y la multinacional Hold Trade Atlántico, que está respaldada por el gobierno del Reino Unido a través de su Embajada en Colombia. Ah, y claro, por el ministerio de Transporte y la ANI.

De acuerdo, precisamente con la ANI, “Holdtrade Atlántico, empresa que lidera la prueba, está buscando generar una futura operación eficiente y con altos estándares de calidad, como lo hacen en diferentes partes del mundo. Ellos han venido realizando un esfuerzo logístico en aras de articular a los diferentes generadores de carga mediante un sistema multimodal con aliados estratégicos como la sociedad portuaria de Santa Marta y OPL Carga entre otros”.

 

0 376

POR LA PAZ

poeta

Voy a tomar partido. No me perdonaría la historia de mi país ni mi conciencia, si no pronunciase mi proclama sobre la paz de nuestra patria. De antemano sé que perderé algunas amistades que, seguramente, no recuperaré, pero no puedo negarme la oportunidad de ejercer, con el mayor respeto, el derecho de opinar sobre un tema de tanta trascendencia para la vida de mi país.

Después de muchas horas de reflexión sobre las razones que me obligan a optar por determinada opción, he mirado desde la altura de mi espíritu sereno el enorme distanciamiento de los hombres en torno a la convivencia sobre esta tierra que nos vio nacer. En este recorrido sin cohibiciones morales y sin influencias que limiten mi pensar, he tenido que revisar los momentos mas sublimes y deprimentes de la historia de nuestra patria para cerciorarme de las falacias que proliferan desde los orígenes mismos de los diferentes sistemas políticos, hasta las luchas por implantarlos y que hoy son fuente primigenia o razón de ser de nuestro proceder durante cada momento de la vida cotidiana con nuestros congéneres.

De todo lo que examiné, tanto lo antiguo como lo reciente, lo que más me impresionó fue el desmedido fanatismo por posiciones y actuaciones, que a la luz de la inteligencia y de la razón, no ameritaron tanto sacrificio para lograr o mantener un dominio sobre el otro; actuaciones que, finalmente, nos han conducido a ir dejando un rastro de sangre y de injusticia sobre lo que vemos y hemos creado. No hay necesidad de retraernos a los orígenes de las religiones, su evolución, su imposición o a la independencia de las naciones, la delimitación de fronteras, el monopolio de productos, entre otras, para evidenciar la sangre derramada en cada paso que dimos mediante el adoctrinamiento, la conquista, la colonización y la independencia de cada territorio.

No podemos desconocer ni quitarnos de nuestra piel y de nuestro espíritu, que tanto el temor como el poder, son dos fuerzas incontrolables para casi todos los mortales. La fuerza del temor, con su aliada la ignorancia, que nos incita a obrar por supuestos y cuyas acciones generan consecuencias inconmensurables y hasta fatales; y la fuerza del poder que nos limita el obrar y el pensar con lógica y con razón, puesto nos llevan a la práctica de ideologías fundamentalistas antes que a la búsqueda de una verdadera justicia.

Esa es la naturaleza del ser, aceptémosla o no, es inevitable sufrir las consecuencias; por ello, para mantener una convivencia sostenible, hemos trazado reglas, aparentemente acordes con el sentir de la mayoría y con el disentir de otros que sufren las consecuencias por la aplicación de las mismas. Como producto de esas normas, evidenciamos la inequitativa distribución del capital, o sea, ese cúmulo de bienes producidos que sirven para generar otros bienes o ese conjunto de derechos que forman parte de un patrimonio; también podemos dar testimonio de la aplicación de la justicia estratificada y en el enorme distanciamiento entre quienes todo lo tienen frente a quienes todo lo desconocen o se les niega.

No es fácil cerrar el círculo en torno a un objetivo de beneficio común. No todos estamos dispuesto a entregar parte de lo que hemos conquistado en cada pequeña o gran batalla de nuestras vidas. Preservamos intacto el temor por lo desconocido y nos aferramos como una hiedra a todos los bienes conquistados. Bajo la sombra del poder buscamos garantías para que todo permanezca intacto. Lejos de la sombra del poder, estamos sometidos y debemos aceptar la herencia que recibimos generación tras generación; herencia de miseria e injusticia social para unos, mientras otros pocos acumulan bienes para futuras generaciones de la misma línea de sus genes o de su entorno.

Pero cuando la fuerza de la represión y la fuerza de la resistencia reconocen sus fortalezas y debilidades, ambos bandos deben acordar un punto de conciliación antes que de confrontación; sopesar la realidad y ceder cada uno un poco para continuar la convivencia, como la mas noble y digna decisión a la luz de la inteligencia y de la razón. Exactamente eso es lo que nos pasa en esta coyuntura histórica que vive Colombia por la paz: ¿qué tanto estamos dispuesto a entregar para no continuar esta guerra fratricida?

Pero ceder un poco implica impunidad, injusticia, redistribución de capitales, ampliación del espectro político, participación en la democracia con garantías para todos; es decir, para muchos significa entrega, sometimiento, rendición; para otros significa esperanza, participación, oportunidad, equilibrio, nuevo renacer en la vida democrática del país. Ponernos de acuerdo por el SÍ o por el NO, no nos garantiza absolutamente nada, puesto que todo finalmente depende de los pasos que demos en adelante para consolidar una paz duradera.

Es bueno y sano para la democracia que exista quienes apoyen el NO al proceso de negociación, pero ese NO debe estar pleno de conciencia por la responsabilidad que implica para la historia de Colombia. Ese NO debe estar alejado del fanatismo político y debe ser un NO enriquecedor con alternativas frente a lo negociado, puesto que detrás de ese NO se promueve la continuidad de un estado de guerra para perpetuar otros poderes innobles que traerán devastadoras consecuencias. Ese NO está mas fundamentado en enfrentamientos personales, en temores desmedidos e injustificados, puesto que no creo que unos líderes guerrilleros terminen imponiendo su voluntad frente a la mirada baja de una mayoría, o solo que tengan la razón y el poder de convencimiento sin las armas y con la dialéctica incontrovertible para que todos debamos aplaudirlos hasta el final.

Quienes promueven votar por el NO en el plebiscito, han venido acomodando su discurso a la luz de las circunstancias. Ahora ese NO significa que quieren la paz, pero no los acuerdos; quieren la entrega de las armas y ver a la guerrilla derrotada y a sus líderes tras las rejas, pero no participando en la democracia, con los mismos beneficios de los actuales gamonales ni con curules en el Senado y en la Cámara. La realidad es que el líder del NO, además de ser un apasionado en su quehacer político por el podor, carece de la altura moral para promover la paz, puesto que él encuentra mas empatía en su discurso guerrerista, y cuenta con un caudal de simpatizantes que siempre se han adherido a su lucha con obediencia suma y ciega, la cual tiene los mismos ingredientes del fanatismo político que no mide consecuencias ni tiene la virtud de escuchar al contrario aunque ya esté rendido.

Quienes promovemos el SÍ, en mi caso particular, tenemos la plena convicción de que éste es un paso en la historia de Colombia para llegar a la paz duradera; es decir, a un estado de armonía entre la fuerzas que se disputan el poder y las clases sociales que sienten y aplauden ese poder si encuentran oportunidades para todos y no, únicamente, para unos pocos privilegiados cercanos al poder o dueños de los grandes capitales.
El SÍ de nosotros no es de ahora, es el mismo que le dimos a Pastrana para que fuera presidente y emprendiera un proceso de paz, el cual se llevó a cabo entre los años 1998 y 2002. Dicho proceso de diálogo estuvo acompañado por diferentes gobiernos, por organizaciones multilaterales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y sectores de la sociedad civil colombiana y extranjera, entre otros. Durante el desarrollo del proceso se presentaron inconvenientes con el Ministro de Defensa, con los altos mando militares, con las mismas FARC que abusaron del propósito de la zona de distensión que era la negociación política. Además, se desconoció el Acuerdo de Caquetania.
Es claro que el gobierno Pastrana, constitucionalmente tenía que ejercer un control jurídico y político sobre la zona de distensión, pero con el actuar de las FARC y la permisividad del mandatario, la presión de sectores en contra de la dirigencia política, de los gremios y de la cúpula militar, quienes vieron como las FARC mantenían un control sobre un territorio, al tiempo que se financiaban de secuestros extorsivos, robos y narcotráfico, expandían sus operaciones militares, políticas y diplomáticas, creando nuevos frentes de guerra y reclutando nuevos combatientes, mientras culpaban al gobierno de no combatir a sus principales enemigos los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).
Finalmente, las FARC terminaron utilizando los diálogos para aumentar sus ganancias a través del narcotráfico, secuestrar, asesinar civiles, obligar a menores de edad a unirse a sus filas y mantener más de 450 soldados y policías cautivos en campos de concentración en la selva, mientras secretamente montaban un cerco sobre la capital para tomarse el poder; según cuenta la historia de la cual no damos testimonio, puesto que no era nuestro quehacer matutino.
Todo esto y mucho mas pasó desde aquel entonces, y hoy vemos con sorpresa y quedamos anonadaos cómo el amigo de la paz, Pastrana, ave de plumaje níveo e impoluto en otros tiempos, hoy convertido en cuervo con graznido solitario repicando el Llanto de Boabdil “llorar como mujer lo que no supo defender como hombre”.

La forma de promover el SÍ y el NO, tanto en las redes sociales como en los tradicionales medios de comunicación, deja mucho qué desear de la función de orientación y de comunicación dinámica y efectiva de cada uno de ellos. Ya sabemos que la mezcla entre religión y política, desfavorece el respecto por el concepto de libre pensamiento y libre escogencia; igualmente, estos medios de comunicación, alineados a intereses mezquinos, sin medir consecuencias, se prestan para el juego de lo absurdo y en sus redes caen los incautos que no profundizan ni dimensionan lo que está en juego y, en consecuencia, replican, como autómatas, toda clase de comentarios, montajes de imágenes, conceptos infames, desproporcionados, mentirosos, tanto de unos como de otros. Desafortunadamente, es una minoría, con el poder de la manipulación que, muy seguramente, ni se han leído el acuerdo de las partes resultado del proceso de negociación en la Habana. Pero lo peor de todo, es comprobar cómo en Colombia existe un grupo de fanáticos, quienes en forma irreflexiva siguen la orientación de su líder, así este diga que está de noche y el sol brille a plenitud en el firmamento. Verdaderamente a esa actitud que se manifiesta con pasión exagerada, desmedida y tenaz, en defensa de una idea, teoría, cultura o estilo de vida, le tengo miedo, puesto que me trae a la memoria momentos amargos de las cruzadas, las guerras mundiales y las innumerables formas de lucha mediante la opresión y la manipulación de la conciencia. Es imperdonable que un académico o intelectual, se preste para esta clase de situaciones. Nosotros debemos poner al servicio nuestra capacidad intelectual para orientar y ofrecer puntos de vista, alternativas si se quiere, tomar partido sin incitar al enfrentamiento, pero no promover el distanciamiento de la sociedad en pos de conservar la simpatía personal por un líder o un grupo en especial.

¿Y dónde está el botín producto de la contienda? No creo que la realidad pueda ser mas triste que la de aquellos héroes anónimos que lucharon durante la independencia, y al final los dueños de la tierra siguieron acrecentando sus bienes hasta nuestros días, mientras que el pueblo romántico y abatido celebraba con esperanza ese grito de libertad y de nuevas oportunidades, las mismas que siguen esperando los desterrados, los desplazados, los victimarios y sus víctimas; es decir, aquí no hay botín, ese tesoro real está muy adentro de la espesa e intrincada maraña social que debe conmoverse y hacer un alto para lograr un poco de justicia en la distribución del capital, el cual debe ser orientado hacia nuevas oportunidades en la resolución de las necesidades básicas de los que verdaderamente han sufrido el conflicto, como mínimo.

Referente a los conflictos que terminan en procesos de paz, es bueno tener en cuenta que lo normal no es que quienes emprendieron un proceso revolucionario terminaron pagando largas condenas, y que el estado salió triunfante como producto del poder y de la fuerza. Esa utopía está en el imaginario de alguien que no ha profundizado el conflicto colombiano, pues es claro que una guerra por mas de cincuenta años solo ha dejado miseria, familias aniquiladas y destrucción. El estado fue impotente ante la arremetida del adversario, y estos a su vez entendieron que la única esperanza de normalizar su situación y acoger un proceso democrático, era aceptando el sistema político actual con su fundamentación económica e ingresando, en forma gradual, a la conquista del poder, o de una parte del mismo, por medio de la participación en las justas democráticas. Es prudente señalar que es preferible resistir largas jornadas de debates en los espacios de la democracia, que enfrentar a sangre y fuego los hijos del mismo pueblo, que hoy buscan una aproximación con el estado y con la clase dirigente de los diferentes sectores políticos, económicos y sociales. Es loable aplaudir esta iniciativa desde todo punto de vista; no podemos esperar diez o veinte años para sumar mas muertos y volver a redefinir un acuerdo que, seguramente, no es lo mas perfecto y soñado, pero sí cuenta con el aval de grandes dirigentes latinoamericanos y de otras regiones, como alternativa para vivir en sociedad y abandonar la trinchera en donde la muerte acecha a cada instante.

He podido escuchar a pocas personas cercanas a mi entorno que votarán por el NO, y les he preguntado que si leyeron el acuerdo de la Habana e inmediatamente descubro que están influenciados, su visión es ajena, y no tienen criterio propio, su convicción no es profunda; pero mas triste es el hecho de saber que como no han padecido el dolor de la guerra, ni tienen familiares cercanos que hayan afrontado el conflicto, perciben ese asunto lejano para ellos, como si los que vivieran el conflicto estuvieran en otro continente. La sensibilidad humana y la sensibilidad por la paz, son hermanas, si no se siente de esa forma, entonces tendremos que sufrir en carne propia para entender la dimensión del conflicto que estamos tratando de aplacar.

¿Qué implica ese SÍ? Ese SÍ esta revestido de mucha tolerancia, de un perdón sin estigmatización permanente, de aceptar una participación mas amplia en la democracia con mejores garantías, de asumir consecuencias por actos, sin que ello implique nuevas motivaciones para la continuidad de la guerra, ya que los daños causados no tienen un único culpable: el accionar desmedido del estado se preocupó mas por derrotar a su enemigo, hijos del mismo pueblo, que por enfrentar las causas que permanecen y son origen de la controversia. Igualmente, los adversarios, hoy llamados guerrilleros mañana ciudadanos, aprovecharon todos los elementos que les brindó la naturaleza, el entorno social y todas las formas habidas y por haber, propias de la delincuencia, ya no para promover su ideología, sino para permanecer, acrecentar y sostener su emporio. Esa realidad incontrovertible es la que debe quedar en la historia de Colombia y no la continuidad de una guerra que sabemos de su principio pero desconocemos la hora de su final o ya veremos si preferimos quedar como los habitantes de Macondo “las estirpes condenadas a cien años de soledad que no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra”.

Prefiero ver a los dirigentes de nuestro país trabajando intensamente por los compromisos adquiridos con la firma de la paz, así existan inicialmente profundas contradicciones sobre el cómo alcanzar la convivencia social, que gestionado recursos para la guerra o pagando extorciones a hurtadillas para evitar el sacrifico de familiares y amigos, como tradicionalmente hemos vivido. Es indudable que existe grandeza de espíritu en quienes en forma terca, desprevenida y contra viento y marea, han sacado este proceso adelante. La patria les sabrá reconocer sus servicios y la gratitud perenne brillará hasta el final de los tiempos.

Dejo este testimonio como poeta y escritor porque siento en mis entrañas mi patria colombina y nada me mueve mas que vivir en paz con mi familia, mis amigos, la naturaleza y todo el tejido social que circunda mi existencia.

Atentamente, ALBERTO VILLEGAS VILLEGAS.

0 249

La Gobernación de Caldas, a través de su oficina para Asuntos de Posconflicto y Paz, construye el Proyecto de Ordenanza que pretende conformar el Consejo Departamental de Paz. La iniciativa será presentada a la honorable Asamblea Departamental para ser debatido durante las sesiones extraordinarias que irán del 7 al 12 de septiembre del año en curso.

El consejero para el Posconflicto, Hernando Hernández, manifestó el interés y la voluntad política entre el Ejecutivo y la Duma Departamental para conformar este Consejo que permitirá la construcción de paz de manera participativa.

“En este momento crucial en que el Gobierno y las Farc llegaron a unos acuerdos es importante hacer pedagogía y preparar a la gente sobre lo acordado y para el posconflicto. El Consejo de Paz tendrá como espíritu y fin asesorar, promover y socializar estos acuerdos en el departamento”, expresó el funcionario.

Agregó que el Consejo lo preside el Gobernador del departamento y debe contar con vinculación de los sectores y actores de la sociedad civil entendiendo que la paz es responsabilidad de todos.

El dato

Entre otros, en el Consejo Departamental de Paz deben participar el sector eclesiástico, económico, el legislativo, gremios, la academia, indígenas, campesinos, afro, organizaciones de Derechos Humanos.

 

0 338

Nuevo GobernadorRicardo Gomez Giraldo, Nuevo Gobernador

Honrado por la designación y con el ánimo de servir a los caldenses se mostró Ricardo Gómez Giraldo en su primer discurso como gobernador encargado de Caldas.

Gómez Giraldo manifestó que respetará el plan de gobierno de Guido Echeverri. Dijo que reforzará la transparencia durante su estancia en el Palacio Amarillo, con miras a que los habitantes confíen en lo público.

El gobernador encargado aseguró que trabajará con el mismo gabinete de Echeverri, aunque indicó que de momento solo hará un cambio en la Secretaria Jurídica, en la que María Cristina Uribe reemplazará a Rubén Darío Valencia, dado que Gómez fue enfático en trabajar con alguien de su confianza.

Precisamente, desde esta tarde se inició el empalme con Guido Echeverri. Durante la atención a los medios, el exrector de la Universidad de Caldas mostró su apoyo al plebiscito por la paz y pidió la unión de los sectores políticos y de gremios para adelantar los proyectos que necesita Caldas.

0 344

Exrector de Universidad de Caldas se posesionaría el lunes, en reemplazo del suspendido Echeverri.

Gobernador. NuevoEl gobernador encargado de Caldas, Ricardo Gomez G.

Guido Echeverri sería remplazado el próximo lunes como gobernador de Caldas por el exrector de la Universidad departamental Ricardo Gómez Giraldo, tras la suspensión provisional del primero, decidida en marzo por el Consejo de Estado, acatada la semana pasada por el Gobierno nacional y notificada el pasado jueves en la noche. (También: Cambio en terna prolonga incertidumbre en la Gobernación de Caldas).

En la misma comunicación que le dirigió la Presidencia de la República para informarle de la decisión a Echeverri quedaba claro que el cargo quedaría en manos de una de las personas que componían la terna enviada por el partido de ‘La U’, que lo avaló con Cambio Radical para las elecciones del año pasado.

Es decir que el exministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, designado por el Ministerio del Interior para asumir el cargo mientras el presidente Juan Manuel Santos escogía al candidato indicado, había declinado y no viajaría desde Bogotá para posesionarse. (Además: Tres posibles escenarios de corto plazo para la Gobernación de Caldas).

Aparte de Gómez Giraldo, los otros dos integrantes de la terna eran el exministro Germán Cardona y la ejecutiva Adriana Arango. Se creía que el segundo iba a ser el elegido por Santos, pues lleva más de 20 años trabajando con él, incluyendo su paso por el gabinete, y ya ha sido gobernador y dos veces alcalde de Manizales.

Sin embargo, también se sabía que el exjefe de la cartera de Transporte habría perdido interés en el encargo por tratarse de un nombramiento provisional que, en teoría, no se extendería mucho en el tiempo. (Le puede interesar: Interinidad, la ‘maldición’ que persigue a Caldas y lo que hay detrás).

“Yo espero que el Gobierno agilice este procedimiento, para que Caldas tenga unos horizontes mucho más claros”, reclamó el pasado viernes el propio Echeverri. En un sentido similar se pronunció el diario local La Patria en su editorial del mismo día, en la que también hizo referencia a las disputas políticas que han complicado el proceso tras bambalinas.

El suspendido gobernador todavía podría regresar al cargo por dos posibles razones. La primera, que el Consejo de Estado fallara a su favor la reposición que instauró su defensa contra la suspensión. La segunda, si esa falla, es que lo aparten del cargo hasta que se resuelvan de fondo las dos demandas contra su elección y estas sean negadas.

Los demandantes acusan a Echeverri de haber violado la prohibición constitucional a la reelección inmediata de mandatarios locales por haberse posesionado para dos periodos consecutivos en el mismo cargo (2012-2015 y 2016-2019).

Pero, en la primera ocasión, su elección fue anulada por una inhabilidad, él tuvo que dejar el cargo y el periodo fue terminado por un gobernador electo en comicios atípicos. Por eso la defensa, amparada en un concepto del Consejo de Estado previo a la campaña del año pasado, argumenta que la violación a la Consitución no exisitó.

MANIZALES

 

0 391

Fue el vigilante del cementerio municipal quien denunció la sustracción del cuerpo de una mujer.

Sustraen cuerpos

El hombre llevaba parte del cuerpo de una mujer en un osario dentro de una bolsa negra

El descanso eterno de una mujer enterrada hace más de dos décadas en el cementerio municipal de La Dorada (Caldas) fue interrumpido por un hombre de 28 años que sustrajo de la tumba parte de sus restos y los empacó en una bolsa para llevárselos.

El vigilante del camposanto se percató del robo, ocurrido en la mañana del pasado domingo, y llamó a la Policía del cuadrante, que ubicó al responsable a pocas cuadras del lugar, en el barrio Santa Lucía del mencionado municipio caldense.

El comandante encargado de la Policía de Caldas, coronel Óscar Ballesteros,  contó que “al hombre se le realizó una requisa y la solicitud de antecedentes que permitió la captura, al observar que llevaba una bolsa negra y, al revisar en su interior, se encontró un osario”.

Balllesteros afirmó que los restos fueron entregados a las autoridades competentes para que sean inhumados de nuevo en donde estaban. Entre tanto, el hombre que los sustrajo del sepulcro podría enfrentar cargos por irrespeto a cadáver y daño en bien ajeno.

MANIZALES

 

0 378

Germán Cardona, Adriana Arango o Jairo Quintero remplazarían al suspendido gobernador G. Echeverri.

German Cardona  Germán Cardona, exministro de Transporte y el más cercano al presidente Santos en la terna

El partido de ‘La U’, por el que fue elegido -junto con Cambio Radical- el suspendido Guido Echeverri como gobernador de Caldas, presentó en la noche de este viernes la terna de candidatos para que el presidente de la República, Juan Manuel Santos, escoja un mandatario encargado para el departamento. (También: Recursos judiciales no frenaron la suspensión del Gobernador de Caldas).

El nombre más conocido es el del exministro Germán Cardona Gutiérrez, que ocupó la cartera de Transporte entre agosto de 2010 y mayo de 2012 y luego fue nombrado embajador de Colombia ante la Santa Sede. Ya ha sido gobernador de Caldas, dos veces alcalde de Manizales y gerente de la Indistria Licorera del departamento.

Su cercanía con el Jefe de Estado lo hace el más probable ungido, pues no solo hizo parte de su gabinete sino que también ha trabajado con él en la Fundación Buen Gobierno desde su primer paso por la Alcaldía (1992-1994).

Otro nombre en la terna es el de Adriana Arango Gómez, directora ejecutiva de la Corporación Alberto Arango Restrepo (Ceder), una organización dedicada a promover la inclusión social en Manizales, en especial para personas con algún tipo de discapacidad.

La lista la cierra el exrepresentante a la Cámara por Caldas Jaime Quintero Trujillo. Es reconocido sobre todo por su labor como dirigente del Once Caldas, aunque también fue gerente de la Lotería de Manizales y presidente de una empresa textil.

Mientras Santos escoge uno de estos tres nombres, el cargo de gobernador (e) de Caldas estaría en manos del exministro de Ambiente Gabriel Vallejo, que fue designado de manera provisional por el Ministerio del Interior pero no se ha posesionado.

La suspensión de Echeverri es provisional, mientras el Consejo de Estado resuelve dos demandas que buscan anular su elección, con el argumento de que habría violado la prohibición constitucional a la reelección de mandatarios locales, al haberse posesionado para dos periodos consecutivos en la Gobernación (2012-2015 y 2016-2019).

Su defensa argumenta, soportada en un concepto del mismo Consejo de Estado, que tal violación a la Constitución no existió porque su primera elección fue anulada por el mismo alto tribunal, a raíz de una inhabilidad hace cuatro años, por lo que Echeverri dejó el cargo y su periodo fue completado por un gobernador electo en comicios atípicos.

MANIZALES

 

0 310

Guido Echeverri sale mientras su caso se resuelve su caso. Exministro Vallejo quedó encargado.

Guido5            Guido Echeverry..

Tras cuatro meses de incertidumbre, Guido Echeverri Piedrahíta ya no es gobernador de Caldas y fue remplazado, de manera provisional, por el exministro de Ambiente Gabriel Vallejo. (También: Se hizo efectiva suspensión del gobernador de Caldas, Guido Echeverri)

La suspensión del mandatario departamental fue firmada por el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y su tardanza se habría debido a múltiples trámites judiciales y administrativos, a pesar de que el Consejo de Estado tomó la decisión en marzo como de inmediato cumplimiento.

 e trata de una medida cautelar, es decir, provisional, que estará vigente hasta que ese alto tribunal resuelva las dos demandas que buscan anular la elección de Echeverri, con el argumento de que habría violado la prohibición constitucional a la reelección inmediata de mandatarios locales.

Los defensores del suspendido gobernador habían tratado de atajar la decisión con múltiples recursos judiciales, la mayoría de los cuales ya han sido resueltos en su contra.

“Uno puede interponer los recursos que quiera, pero la medida cautelar hay que cumplirla”, le dijo a EL TIEMPO uno de los demandantes, Miguel Antonio Cuesta Monroy. (Además: Consejo de Estado dio nuevo revés a defensa del Gobernador de Caldas).

El paso a seguir en el proceso es que el Consejo de Estado resuelva los recursos pendientes, para saber si la suspensión queda en firme o si Echeverri puede volver al cargo antes de que haya una decisión de fondo en su caso.

Luego, unificar las dos demandas en un mismo proceso y, finalmente, definir si su elección fue válida o no. (Le puede interesar: Defensa de gobernador de Caldas niega dilación de proceso en su contra).

Los accionantes, Cuesta y Rafael Calixto Toncel, argumentan que no, porque se posesionó para dos periodos consecutivos en la Gobernación (2012 – 2015 y 2016 – 2019). Pero la defensa alega, con sustento en un concepto del mismo Consejo de Estado, que la primera elección fue anulada hace cuatro años, por lo que no se habría violado la Constitución.

En ese entonces, Echeverri tuvo que salir del cargo por una inhabilidad, por lo que fueron convocadas elecciones atípicas y su periodo fue completado por el ganador de estas, Julián Gutiérrez.

Gabriel Vallejo

Gabriel Vallejo López, exministro de Ambiente, fue nombrado gobernador encargado de Caldas. Foto: Jonh Jairo Bonilla.

Por ahora, Vallejo ejercerá el cargo, mientras los partidos de la coalición por la que fue electo el mandatario suspendido, Cambio Radical y ‘La U’, envían una terna para que el Gobierno nacional escoja un nuevo encargado.

Excontendor y remplazo

Antes de entrar al gabinete del presidente de la República, Juan Manuel Santos, Vallejo había perdido la Gobernación de Caldas contra Guido Echeverri en 2011.

En esa campaña, el exministro era candidato de ‘La U’ y tenía el apoyo de congresistas que ahora defienden al suspendido, como el actual presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, y el senador conservador Luis Emilio Sierra.

Entre tanto, Echeverri era más cercano a sus rivales de la actualidad, como el uribismo, el yepismo y los liberales herederos del barquismo (estos dos últimos, aliados que manejaron juntos el departamento por décadas, a pesar de ser unos conservadores y otros liberales).

Previo a estos años, Vallejo había sido consultor y ocupado cargos directivos en varias empresas del sector privado, incluida la Casa Editorial EL TIEMPO.

MANIZALES

 

0 229
NO SE VARE - EN PÁCORA... CONTÁCTENOS EN EL EDIFICIO SOCIEDAD DE MEJORAS PÚBLICAS PISO 2 OFICINA 204 - SERVICIO A DOMICILIO